El envío masivo de un mail fraudulento por parte de estafadores que suplantan a la Agencia Tributaria activa los protocolos de seguridad de Hacienda. Un inocente, en apariencia, email enviado a miles de cuentas de correo electrónicos en España ha provocado el desconcierto de los ciudadanos que los han recibido. Se trata de un correo electrónico con un membrete que simula al oficial del «Gobierno de España».

La Agencia Tributaria recuerda que la mejor medida es la prevención de los usuarios ante comunicaciones sospechosas que incluyan la petición de datos bancarios. E insiste en que en que la Administración Pública «nunca solicita por correo electrónico información confidencial, económica o personal, números de cuenta ni números de tarjeta de los contribuyentes. Nunca realiza devoluciones a tarjetas de crédito o débito y nunca cobra importe alguno por los servicios que presta».

Leer más…

Origen: elpais.com